0

El subsuelo de Burgos: una visita a las minas

Publicado por el .

Mina Puras de Villafranca

Acceso a una de las minas

Burgos es una provincia muy completa, tan completa que es digno de ver lo que hay sobre la superficie de sus suelos así como lo que se esconde debajo.

Burgos cuenta con un interesante patrimonio minero que las autoridades han sabido cuidar y adaptar para hacerlos accesibles al público, en una labor divulgativa y educativa para que tanto los burgaleses como los visitantes conozcan de primera mano la importancia que la minería tuvo en Burgos.

Hay dos complejos mineros que se pueden visitar: Mina Esperanza y las Minas de Pura de Villafranca. Hoy en concreto vamos a hablar de Mina Esperanza.

La mina Esperanza se encuentra en la localidad de Olmos de Atapuerca, muy cerca de la ciudad de Burgos. Aunque su origen data de 1908, no es hasta 1940 que se tienen fuentes firmes sobre su explotación. De ella se extraía hematites parda con un contenido en hierro del 55 por ciento. La mina permaneció activa hasta 1973.

Cuenta con más de 200 metros visitables de galerías subterráneas que transportarán al visitante a épocas en las que el minero apenas veía la luz del día. La visita comienza con la entrada en bocamina a oscuras, solo ayudados por faroles de queroseno que ayudarán a vislumbrar sus laberínticos recovecos, vagonetas y raíles, carbureros, entibaciones, barrenos e incluso se ofrece la posibilidad de picar el mineral y transportarlo por las vías.

Una vez que se llega al final se enciende la iluminación de las galerías para que los visitantes puedan ver la mina en toda su dimensión. Desde ese momento, las explicaciones del guía le llevarán a través de los pasadizos hasta llegar a la gran Caverna de distribución donde se invita a los visitantes de esta mina a un típico almuerzo minero.

Una visita diferente, no apta para claustrofóbicos.

Te puede interesar

Escribe un comentario