0

Miranda de Ebro necesita costaleros para el Viernes Santo

Publicado por el .

Procesion

Estamos en plena Semana Santa y las calles de los pueblos y ciudades se llenan de gente que acuden a disfrutar de las procesiones.

Penitentes, o nazarenos, y costaleros son las dos figuras de la Semana Santa que cobran relevancia, ya que si los primeros van de penitencia con sus característicos sombreros en forma de capirote, los segundos son los encargados de cargar con la imagen para su procesión. Hoy conocemos la noticia de que en Miranda de Ebro faltan costaleros.

La falta de relevo generacional y el escaso compromiso de los feligreses, ponen en peligro la salida en procesión de dos de los pasos que recorrerán las calles el Viernes Santo.

La Flagelación y El Nazareno corren el riesgo de quedarse en la iglesia de Santa María si no se presentan suficientes voluntarios para portar estas imágenes. Aunque los mirandeses sí que acuden a las procesiones, son muy pocos lo que participan activamente.

Pese a que en varias ocasiones se ha pedido la colaboración de las parroquias, el llamamiento no ha tenido respuesta. No obstante lo normal es que sean las parroquias las que se encargan de preparar las imágenes y hacer un listado de personas para sacarla en procesión.

El problema es que estas dos imágenes, a diferencia del resto, no están asociadas a ninguna cofradía, por que todo depende de que aparezcan personas voluntarias.

Si todo va bien, serán siete los pasos que procesionarán por las calles el Viernes Santo, a las 12 en el Vía Cruces y a las 20:30 en la procesión del Santo Entierro. Esta última llega además con novedades, ya que se podrá contemplar recién restaurada la imagen del Cristo Yacente, que data del siglo XVIII.

Además, la imagen de Nuestra Señora de la Soledad procesionará rodeada de varias velas que serán eléctricas para evitar manchar así de cera los trajes de las Damas de la Soledad, el grupo de mujeres que se encarga de que esta imagen recorra en Semana Santa las calles de Miranda.

Una noticia que nos recuerda el trabajo y dedicación que hay detrás de cada procesión que vemos en la calle.

Te puede interesar

Escribe un comentario